Bajar al infierno y no morir en el intento

Spoiler 1: No te mueres.

Spoiler 2: Creces.

Plutón es el planeta más lejano. Representa al arquetipo de la destrucción, la transformación y la reconstrucción.

En la naturaleza está muy claro, los animales cazan; alguien tiene que morir para que otro viva. Las hojas se pudren fertilizando. Es una danza en la que todo se renueva, nada muere porque sí, nada nace porque sí.

Plutón es la función psicológica que se pone en marcha en momentos de gran dificultad, cuando la vida nos exige “tocar fondo” para volver a resurgir, como el ave Fénix, de sus cenizas.

Sentir miedo y atribuirle un nombre o una situación que no le corresponde, tirando pelotas fuera. Culpar a otros. Sentirse víctima. Hacer mil y una actividades. Sentirse paralizado. Recomendar a otro que haga terapia.

El miedo al miedo. Y no mirar, para no ver.

Hace falta mucho coraje para mirar al miedo a la cara, bajar al infierno es de valientes.

¿Qué harías si no tuvieras miedo? ¿Qué cosas haces por miedo? Por miedo se huye, por miedo se ataca, por miedo uno se paraliza.

Hace falta coraje, y mucha honestidad y humildad, para mirar al miedo de frente, reconocer y resignificar.

Para darse cuenta, que no ha cambiado nada fuera. Y comprender que ha cambiado todo dentro.

No necesitas llamarle pan al vino, ni culpar a nadie, ni hacerte la víctima, ni salir corriendo, ni mirar para otro lado, ni paralizarte.

Sabes que puedes mirar a tus demonios y rendirte, comprender que forman parte de ti, abrazar su imperfección, soltar la necesidad de mantenerlos. Y se disuelven.

Y liberas una enorme cantidad de energía, la que usabas para llamarle pan al vino, para culpar a otros, para victimizarte, para huir, para paralizarte…

Y creces.

Donde esté Plutón en tu Carta Natal es el lugar en el que viven tus demonios y el área de tu mayor potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.